Svadhyaya

Svadhyaya. Cuarto Niyama. “La educación del sí mismo” o autoconocimiento.

En la cultura actual estamos llenos de distracciones externas, basta con ver una imagen o video para que nuestra mente nos lleve a una cadena de pensamientos y acciones que tal vez no estaban en nuestra agenda personal. Así es como las redes sociales y otros medios consumen tu tiempo.

Por lo que implica un esfuerzo llevar nuestra atención hacia adentro. Además de que da miedo. Mirar hacia adentro implica valentía, pues no solo se trata de darnos cuenta de cosas que nos van a agradar, sino que probablemente descubramos pensamientos y acciones desagradables.

Por lo que una primera sugerencia para practicar svadhyaya sería: obsérvate sin juzgarte. Si notas que hay cosas que ya no quieres para ti, es hora de cambiarlas. Pero nunca se van a cambiar si no las miras de frente.

El único camino a la evolución es mirar hacia adentro ver que semillas has regado, ¿amor?, ¿altruismo?, ¿humildad? O bien ¿odio?, ¿egoísmo?, ¿soberbia? Hay muchas trampas en las palabras pues puedes decir que has amado mucho en tu vida, pero puede ser que detrás de ese amor se esconda un egoísmo muy grande. Y no pasa nada, solo hay que asumirlo.

El sufrimiento es un gran aliado de Svadhyaya si sabemos aprender de él, nos dice que algo hicimos o estamos haciendo mal. Sin embargo tenemos puntos ciegos, cosas que simplemente no podemos ver, es por esto que una guía hace bien: terapia, guía espiritual, abuelas sabias, por ejemplo.

En este camino de nada sirven las sustancias enteógenas, ni nada que altere la conciencia, es incongruente querer ampliar la consciencia con la ayuda de una substancia que te hace perderla. Svadhyaya exige tu presencia absoluta.

Cualquier cosa que te vendan como brebaje mágico e instantáneo que acelerará tu proceso de desarrollo, probablemente sea una gran mentira que tu ego puede querer creer.

Una forma de trabajar en Svadhyaya es leer libros sagrados, Iyengar menciona que “los libros sagrados del mundo son para que todos los lean. No están reservados únicamente a los miembros de una sola creencia”. Pero lo más importante es poner en práctica lo que de esos libros te resuena, de nada sirve solo leer por leer y acumular palabras y datos.

Ejercicios para trabajar Svadhyaya:

  1. Comienza escribiendo al menos 5 cosas que te gusten de ti, que te gustaría cambiar.
  2. Responde a las preguntas: ¿qué te gusta?, ¿Qué no te gusta?, ¿qué te hace feliz?, ¿Qué te gusta hacer por los demás?, ¿cómo practicas tu espiritualidad?
  3. Elije un libro sagrado o que ayude en tu camino espiritual y comienza a leerlo. Sugerencias: El poder del ahora de Ekhart Tolle, Autobiografía de un yogui de Paramahansa Yogananda, Sidharta de Herman Hesse, también puede ser la biblia, los yoga sutras, el arte de la felicidad del Dalai Lama, etc.

El autoconocimiento puede llevarte al descubrimiento de tu divinidad.

Namaste, el ser divino que habita en mi, saluda y honra al ser divino que habita en ti. Recuerda que nos encanta recibir tus comentarios y dudas.

Magusha

Santosa

Cultiva la semilla de “contento”

Santosa, el segundo Niyama. Se traduce como “contento, satisfacción o felicidad”

Este Niyama tiene que ver con el grado de satisfacción o contento que tenemos en nuestras vidas, esto se refleja externamente cuando expresamos nuestras quejas, por ejemplo e internamente con un estado ya sea de satisfacción o de descontento.

En la cultura oriental se dice que a mas deseos, mas insatisfacción, también se dice que todos tenemos las semillas del enojo, tristeza, felicidad, etc.

¿Cuál semilla riegas, cultivas? Si bien es cierto que todas las emociones son válidas, también es cierto que hemos de aprender a elaborar las que nos causan daño para que no nos lleven por la vida como un tornado a estrellarnos en cada árbol, en cada esquina.

Si regamos la semilla del enojo, por ejemplo, llega el punto en que cualquier detalle nos va a enojar, por el contrario, si aprendemos a regar la semilla de la felicidad o contento, de igual forma, aprenderemos a disfrutar de los pequeños grandes detalles de la vida.

Si más del 60% del día encuentras algo para enojarte: hacer filas en el banco o cualquier lugar, esperar, el tráfico, algo en tu comida, tus vecinos, tus compañeros de trabajo, tu trabajo, tu familia, tus amigos, las noticias, tus clases, tu escuela, tu deporte, el Facebook o redes sociales, la política o religión, un libro, una serie, etc, etc, etc… entonces probablemente sea un foco rojo.

Existen muchas razones para cultivar Santosa o el estado de contento, pero la que quiero mencionar hoy es: por SALUD. Cultivar Santosa ayuda a elevar nuestras defensas y así evitar enfermedades, en cambio, cada vez que te enojas o entristeces, tu cuerpo segrega sustancias químicas no muy saludables, incluso tóxicas para tu organismo.

En esta ocasión te invito a cultivar santosa, yo sé, no es fácil, pero tampoco imposible. Si estás en un período en que no sientes satisfacción por tu vida, tal vez es momento de replantearte metas y ¿por qué no?, ¡pedir ayuda¡, el sentir descontento o infelicidad, a veces tan solo es una señal de que tenemos que cambiar cosas, tomar decisiones, tomar otro camino.

Comienza a ver el estado de insatisfacción como un estado de alerta, como una racha en la vida que te avisa que tal vez hay que hacer cambios en vez de verlo como un estado permanente.

Ejemplo 1: No se trata de no quejarse, pero si te quejas es porque vas a hacer algo al respecto, en vez de pasarte la vida quejando y estando insatisfecha. Si ya te diste cuenta que algo no está bien, hay que tomar acción.

Ejemplo 2: Los deseos insatisfechos siempre causan descontento y frustración, si ya te diste cuenta que tienes falta de moderación en tus deseos, es hora de replantearte si realmente todo eso que deseas es necesario para tu vida.

Ejemplo 3: La insatisfacción es insaciable, cuando no se controla por medio de la práctica de Santosa, no importa todo lo que tengas, todo lo que seas, todas cirugías, todos los certificados, podrás tener el cuerpo perfecto, tu pareja, tu familia, NUNCA, NADA VA A SER SUFICIENTE.

Toma las riendas de tu existencia y dirígete a Santosa.

EJERCICIOS PARA TRABAJAR SANTOSA:

  1. Lleva un diario de gratitud, anota todos los días al menos 3 cosas por las cuales te sientas agradecida.
  2. Observa la emoción de enojo, tristeza o insatisfacción cuando se avecine, sin juzgar, solo observa y respira.
  3. Si estás en descontento, date un tiempo para reflexionar qué cambios necesitas hacer en tu vida y HAZLO!! aunque sea poco a poco.
  4. Revisa tu alimentación, ciertos alimentos afectan nuestro estado de ánimo.
  5. Encuentra tiempos para conectar con la naturaleza
  6. Si sientes que es necesario, busca ayuda (terapia psicológica)
  7. Descubre cuál es tu ancla a la felicidad, aquél pensamiento que te hace feliz, puede ser una persona, una mascota, un suceso y recurre a él cuando lo sientas necesario.

NAMASTE

Esperamos que esto te sea de utilidad. Cualquier duda, comentario aquí lo recibimos con gusto.

Magusha

Aparigraha

Aparigraha. El quinto Yama. Tomar solo lo que es necesario para vivir. No acumular.

Es un poco similar a Asteya, el tercer yama. Pero este se refiere a aprender a vivir con lo más necesario.

Si acumulas agua en un recipiente, tarde o temprano se va a podrir, la energía necesita fluir y todo en este mundo es energía, lo que se acumula, tarde o temprano se pudre y pudre al contenedor.

Acumulamos objetos, comida, libros, conocimientos, certificados, queremos apropiarnos de personas y si este yama no está equilibrado, siempre hará falta más.

A veces el mejor regalo no es lo que se da, si no lo que se quita, quitar lo que no necesitamos.

En este yama en especial importa mucho el rol que jugamos en la vida, puede ser que una persona practique aparigraha con ella misma, pero quiera jugar el rol de “genio de la lámpara” y satisfacer todos los deseos ajenos, es faltar a aparigraha de forma indirecta.

Esto puede suceder muy fácil en las relaciones de pareja y de madres y padres a hijas(os). En algunos momentos, por “amor” se quiere colmar a la otra persona de objetos o experiencias y cumplir todos los caprichos y es peor aun cuando esto suple a lo más importante, que es el amor mismo. Es bonito querer dar, sorprender, pero en especial los padres han de poner atención cuando están promoviendo un carácter consumista y deseos infinitos.

LAS GRANDES LECCIONES DE APARIGRAHA:

  1. Sencillez. Vivir con lo necesario
  2. Compartir, si tienes de más, busca la manera de hacer que la energía fluya.
  3. Distinguir qué es un capricho y qué es una necesidad.

EJERCICIO PARA TRABAJO PERSONAL:

  1. Escribe 3 situaciones en que es faltado a aparigraha
  2. Escribe 1 situación en que has querido adoptar el papel del genio de la lámpara.
  3. Elije una actividad que te ayude a comenzar a practicar aparigraha de forma más profunda. Ejemplo: hacer limpieza del hogar y regalar lo que no usas, comenzar a dejar el rol de genio de la lámpara, darle una mirada a tus finanzas mas frecuentemente y moderar tus gastos.

Deja comentarios, dudas, etc. Y ¡suscríbete!

K.M.

Brahmacharya

Brahmacharya. Generalmente traducido como “continencia” que no es lo mismo que abstinencia.

Según el Hatha yoga Pradipika, Brahmacharya está compuesto por dos palabras: Brahman, “conciencia pura” y charya, “uno que se mueve”, Por lo tanto, significa “uno que vive en constante conciencia de Brahman”, alguien cuya conciencia está absorta en la conciencia pura.

Aquí hay al menos dos corrientes de pensamiento:

  1. Quien traduce este Yama como abstención o control de la energía sexual
  2. Quien lo traduce como vivir en constante consciencia pura (en Dios).

Explicaré ambos sin juzgar, solo para que cada uno elija (si quiere) el que más le haga sentido.

  1. Quienes traducen este yama como abstinencia o control sexual se pueden ir hasta el extremo de no tener ningún tipo de contacto con quien pueda estimular su deseo sexual, ni miradas, ni palabras, sea hombre o mujer.
  2. Quienes traducen este yama como “vivir en constante consciencia pura” se ocupan de mantener su cuerpo, mente y alma caminando en conciencia pura, aun teniendo pareja.

Hechos a considerar:

  • Puedes pasar 10, 20, 50 años tratando de controlar tus deseos y aun así no superar esta prueba a nivel mental.
  • Hace ya algunos años que la vida en pareja se recomienda para los yoguis, para éstos, solo se sugiere consciencia en su sexualidad y fidelidad con su pareja.
  • Si este Yama este hecho para no distraer nuestra energía de lo puro y lo divino, la continencia, no solo ha de referirse a la sexualidad, el dinero, el poder, la fama, la comida y otro tipo de placeres también distraen y han de controlarse, moderarse.
  • La práctica de yoga ayuda a regular las hormonas que tenemos sea en exceso o en defecto, esto es una forma también de practicar Brahmacharya, de forma consciente y saludable.
  • Cito al Hatha yoga pradipika: “alguien cuya conciencia está absorta en conciencia pura, cuya mente está por encima de la dualidad de hombre y mujer, que ve al atman en todo. Quien está en comunión constante con el atma es un brahmachari. Un verdadero brahmachari puede estar involucrado en las relaciones sexuales y mantener la conciencia de solo la experiencia suprema, no la pasional, terrenal.
  • Alguna vez escuché por ahí. “puedes hacer lo que quieras, si lo haces con amor y con la mente en Brahma”.

¿Cómo trabajar Brahmacharya siendo un simple mortal? (tareas sugeridas)

  1. Practica la disciplina de yoga, ya sabes que eso ayuda a regular nuestras hormonas, ayuda a generar y distribuir nuestra energía de la mejor forma y no solo regula las hormonas sexuales, todas las glándulas son reguladas.
  • No te esfuerces en abstenerte, eso es represión y no tiene nada que ver con una moderación consciente.
  • Comienza por observar tus pensamientos en cuanto al tema y hazte preguntas.
  • Si tienes un deseo sexual muy fuerte y tiendes a buscar muchas parejas y sientes que no lo puedes controlar, tal vez necesites la ayuda de un psicólogo o profesional en el área.
  • Si has dominado Brahmacharya, ve un poquito mas allá y comienza a dedicar tus pensamientos y acciones a la divinidad y ve expandiendo ese estado.
  • Observa tus creencias, tal vez te enseñaron bajo un sistema de dominación por medio de la conquista sexual y crees que a mas conquistas se es mas hombre o más mujer.
  • Trabaja en ser TÚ quien controle y modere sus deseos, en vez de ser al revés.

EJERCICIO DE PREGUNTAS

  • ¿Por qué sería importante practicar Brahmacharya?
  • ¿Qué beneficios podría traer a tu vida?
  • Del 1 al 10 ¿Qué tan difícil me resulta aplicarlo?
  • ¿Qué tanto dedico mis pensamientos y acciones a mi Ser superior?

NAMASTE

El ser iluminado que habita en mi, saluda y honra al ser iluminado que habita en ti.

Karla Magusha